Si estás empezando o dirigiendo una pequeña empresa, seguramente sabes que necesitas capital de trabajo para mantener tus operaciones. Pero, ¿qué es el capital de trabajo y cómo puedes conseguirlo? Este artículo responderá a estas preguntas y te dará algunos consejos sobre cómo conseguir la financiación que necesitas.

 

El capital de trabajo es un concepto importante que hay que entender si se tiene o se dirige una empresa. 

Es esencial para las pequeñas empresas, pero puede ser difícil de obtener y mantener. 

Qué es el capital de trabajo y qué incluye

El capital de trabajo es el dinero que una empresa tiene a mano para pagar sus facturas y mantener sus operaciones. 

El nivel de capital de trabajo puede tener un gran impacto en la salud financiera de una empresa, ya que puede ser un indicador clave de si la misma tiene o no el flujo de caja para cubrir sus gastos a corto plazo.

La gestión del capital de trabajo es una parte importante para mantener la solvencia de una empresa y garantizar que dispone de los recursos necesarios para cumplir sus obligaciones a corto plazo.

Por ello, es importante que las empresas controlen cuidadosamente sus niveles de capital de trabajo y tomen medidas para gestionarlo eficazmente.

Cómo calcular el capital de trabajo

El capital de trabajo es el activo corriente de una empresa menos su pasivo corriente. 

El activo corriente está formado por el inventario, las cuentas por cobrar, el efectivo y los materiales.

El pasivo corriente está formado por las cuentas a pagar.

Capital de trabajo = Activo corriente - Pasivo corriente

Supongamos las siguientes cifras:

Activo corriente = $50.000.000

Pasivo corriente = $32.000.000

Capital de trabajo = $18.000.000

Esto significa que el capital de trabajo es de $18.000.000.

Pero también puede ocurrir que, una vez realizados los cálculos, el capital de trabajo resulte negativo.

Eso significa que los pasivos superan a los activos, es decir, que se debe más dinero del que se tiene.

Qué hacer si tienes un capital de trabajo negativo

El capital de trabajo negativo puede ser un gran problema para las empresas. 

Significa que el pasivo corriente es mayor que el activo corriente, lo que puede dificultar el pago de las facturas y el cumplimiento de las obligaciones financieras. 

Hay algunas cosas que puedes hacer si te encuentras en esta situación. 

En primer lugar, intenta negociar mejores condiciones con tus acreedores. 

Esto puede implicar la ampliación del plazo que tienes para pagar tus deudas o la reducción del tipo de interés que estás pagando. 

También, puedes considerar la posibilidad de vender algunos de tus activos para conseguir dinero. 

Por último, puede que tengas que pedir un préstamo o hacer uso de líneas de crédito para cubrir tus necesidades de efectivo a corto plazo. 

Sea cual sea el curso de acción que decidas tomar, es importante actuar con rapidez y decisión para evitar más dificultades financieras.

 

Cómo puedes obtener capital de trabajo para tu empresa

Sin un capital de trabajo suficiente, una empresa puede tener dificultades para cumplir sus obligaciones e incluso verse obligada a cerrar sus puertas. 

Afortunadamente, hay varias formas de obtener el capital de trabajo que necesita tu empresa. 

Una opción es pedir un préstamo. 

Esto puede proporcionar los fondos que necesitas, pero también añadirá deuda a tu balance. 

Otra opción es vender el capital de su empresa. 

Esto puede hacerse vendiendo acciones para conseguir capital a través de nuevos socios. 

La venta de acciones te proporcionará el efectivo que necesitas, pero también diluirá tu participación en la empresa.

También, puedes intentar generar ingresos adicionales mediante un aumento en las ventas. 

Esta opción te llevará más tiempo, pero no aumentarás la deuda de la empresa ni cederás el control de la compañía.

Independientemente de la opción que elijas, obtener el capital circulante que necesita tu empresa es esencial para su éxito.

Cuáles son las ventajas de disponer de capital de trabajo

Disponer de un saldo positivo de capital de trabajo es esencial para cualquier empresa, ya que garantiza que ésta dispondrá de los fondos necesarios para hacer frente a sus gastos cotidianos.

Disponer de capital circulante tiene varias ventajas fundamentales. 

En primer lugar, proporciona a la empresa una red de seguridad en caso de gastos inesperados. 

En segundo lugar, ayuda a suavizar las fluctuaciones del flujo de caja, lo que puede ser especialmente útil durante los periodos de baja actividad. 

Tercero, permite a la empresa aprovechar las oportunidades que surjan, como la inversión en nuevas existencias o la contratación de nuevo personal. 

Por último, el capital circulante puede ayudar a crear relaciones positivas con los proveedores y acreedores, ya que verán que la empresa es capaz de cumplir sus obligaciones financieras. 

En definitiva, disponer de capital circulante es esencial para cualquier empresa que quiera funcionar con fluidez y eficacia.

Cómo mejorar la liquidez de tu empresa

La liquidez es una métrica financiera clave que mide la capacidad de una empresa para pagar sus deudas a corto plazo. 

Una empresa con alta liquidez es capaz de cumplir con sus obligaciones financieras en el momento oportuno, mientras que una empresa con baja liquidez puede tener dificultades para hacer frente a los pagos. 

La mejora de la liquidez de tu empresa puede lograrse mediante diferentes estrategias. 

En primer lugar, puedes reducir tu pasivo pendiente pagando las deudas o negociando las condiciones con los acreedores. 

En segundo lugar, puedes aumentar tus activos corrientes vendiendo activos no esenciales o aumentando los niveles de inventario. 

Por último, puedes mejorar el flujo de caja aplicando mejores prácticas de cobro y ajustando tus gastos. 

Tomando medidas para mejorar la liquidez de tu empresa, puedes asegurarte de que tu negocio siga siendo financieramente saludable a largo plazo.

Cómo utilizar el capital de trabajo para hacer crecer tu empresa

Aunque el capital de trabajo es importante para todas las empresas, puede ser especialmente crítico para las pequeñas empresas que intentan crecer. 

Esto se debe a que el crecimiento requiere inversión, y la inversión requiere dinero en efectivo. 

Gestionando cuidadosamente el capital de trabajo, los propietarios de pequeñas empresas pueden asegurarse de que disponen de los recursos necesarios para invertir en su futuro.

Hay algunas formas clave de utilizar el capital circulante para hacer crecer tu negocio. 

En primer lugar, puedes utilizarlo para financiar nuevas existencias o equipos. 

Esto puede ayudarte a ampliar tu oferta de productos o a aumentar la capacidad de producción, lo que puede suponer un aumento de las ventas. 

En segundo lugar, puedes utilizar el capital de trabajo para financiar nuevas iniciativas de marketing. 

Esto puede ayudar a llegar a nuevos clientes y mercados, lo que le permitirá aumentar las ventas. 

Por último, puedes utilizarlo para financiar nuevas contrataciones. 

Esto puede ayudarte a ampliar tu equipo y apoyar tus planes de crecimiento. 

Al gestionar cuidadosamente el capital de trabajo, los propietarios de pequeñas empresas pueden asegurarse de que disponen de los recursos necesarios para invertir en su futuro e impulsar el crecimiento de las ventas.

El capital de trabajo es crucial para las empresas, ya que les permite disponer de los fondos que necesitan para pagar los gastos cotidianos y mantener el buen funcionamiento de sus operaciones. 

Si deseas obtener capital de trabajo para tu empresa, hay varias formas de hacerlo, como por ejemplo mediante préstamos, líneas de crédito o utilizando los activos de tu empresa. 

Maxxa, una opción de financiamiento para las pymes que necesitan capital de trabajo

En Maxxa ofrecemos financiamiento, garantías técnicas y herramientas de gestión financiera para ayudar a las empresas.

Tenemos financiamiento que se tramita 100% digital, ideal para las pymes que necesitan capital de trabajo rápido y sin burocracia.

La Línea de Crédito Maxxa puedes usarla para comprar insumos, pagar sueldos y pagar proveedores.

Regístrate gratis hoy mismo para comenzar a hacer crecer tu negocio mientras obtienes capital de trabajo.

CLP-1